jueves, 29 de noviembre de 2012

Programa Chaco Arte Contemporáneo



El programa integral Chaco, Arte Contemporáneo es una propuesta del Equipo de Coordinación de la Casa de las Culturas. Tiene como objetivo general propiciar el análisis y la discusión sobre el arte contemporáneo desde una perspectiva regional incluyente con los nuevos posicionamientos teóricos, soportes, hábitos de producción y consumo cultural  como así las múltiples definiciones estéticas y conceptuales sobre los diversos procesos culturales que se dan en la contemporaneidad.
En razón de ello es que propone la muestra y los foros de artistas para seguir enriqueciendo el panorama regional, que tuvo su primer encuentro en octubre de 2011 con las actividades de Simultaneidades y Otras Yerbas y que ahora estamos perpetuando con la segunda parte que denominamos ”SOY guarango sin glamour”.
En esta oportunidad, abordando a artistas del Gran Chaco. Por ello, y con la curaduría de Patricia Hakim, se convocó a artífices de nuestra provincia, de Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Formosa, Bolivia y Paraguay para promover el debate acerca del arte contemporáneo, su acercamiento hacia la comunidad y acompañar el desarrollo de nuevos lenguajes y modos de producciones artísticas, regionales, nacionales e internacionales.
La Casa de las Culturas, desde su creación, definió su perfil de gestión entendiendo el término “culturas” de modo plural, al abordaje de diversos aspectos y problemáticas que incorporan la tradición, la política y la historia, en permanente diálogo con las nuevas manifestaciones artísticas y sus reflexiones.

miércoles, 3 de octubre de 2012

SOY guarango sin glamour (1)





Patricia Hakim

El título configura un oxímoron (recurso literario que consiste en situar en una misma expresión dos conceptos de significado contradictorio, obteniendo con ello un significado nuevo) que hace referencia, por un lado, a la singular cultura de la región del Gran Chaco (2), conformada por la conjunción de los pueblos originarios con los inmigrantes habitantes de estas superficies sudamericanas de aún perturbables economías y sistemas sociopolíticos. Y por el otro lado, alude a aquellas sociedades que, sin pudor hacen su imagen de la cultura del exceso y superficialidad.
SOY está escrito con mayúscula porque se lo inscribe como un guiño de las siglas utilizadas para simplificar al programa “Simultaneidades y Otras Yerbas” (3), proponiendo a “SOY guarango sin glamour” como la segunda fase del mismo. Aparte de connotar la obvia acepción a la primera persona del verbo: ser.
Para su implementación se convoca a artífices de Bolivia, Paraguay y Argentina (Chaco, Formosa, Tucumán, Santiago del Estero) a que desarrollen trabajos que den cuenta de la particularidad del carácter regional, de su potencial y de los poros fronterizos que hacen a la identidad. Se plantean viajes, reconocimientos, intercambios y desarrollo de producciones, que puedan dar cuenta de las afinidades y/o diferencias que captan sus artistas (visuales, escritores y músicos) quienes a través de su modo particular de trabajo dan impulso a la producción comunal.
“SOY guarango sin glamour” busca potenciar las facultades del arte a través de su capacidad generativa y multiforme de renovar y conformar contextos. Propone realizar un proyecto activador que fortalezca líneas de manifestación y conexión interzonal basadas en la experiencia del arte.
Se proyecta una propuesta curatorial dada por la suma de las potencialidades de cada obra, es decir, que será la interacción y conjugación que se dé con y entre las obras la que responderá al interrogante de si valió la pena transitar la experiencia vivida.
No se concibe la selección de obras como: la ilustración de un guión o de consignas, la reproducción de una cita filosófica o literaria o una investigación histórica. De lo contrario, consiste en montar un concierto de producciones donde cada obra tenga su lenguaje y sonidos propios y a su vez se busca que, por las reverberaciones del conjunto, se produzca en la química resultante la posibilidad de transformar la visión del presente. Vale decir que se intenta a través del arte, sabiendo que no es la solución de cambio pero que sí brinda la posibilidad de expresar y asumir valores diferenciados, presentar formas alternativas posibles de apoderarse de la realidad.
El arte concebido como espacio alegórico de construcción, experimentación, expresión y extensión de contornos, es necesario para que su potencialidad transformadora trascienda la mera representación de un deseo individual. Se propone al arte como una forma de producción y visualización del conocimiento, generación de masa crítica y desarrollo de los sentidos y las emociones. Un lugar donde lo incorrecto tiene cabida. Se entiende al arte como una estrategia de transformación que da lugar al sueño de un mundo mejor.
Hace tiempo que el glamoroso arte contemporáneo tiene poco que aportar, se lo sigue con fidelidad pero también con ánimos de una expectativa incumplida. Se duda de sus objetivos, de su verdad; se le decretó varias veces su muerte y sin embargo sigue con fuerza y vida. Pareciera que hay aún un lugar de optimismo o una necesidad de creer en otros espacios de libertad y esto es lo que lo mantiene con aliento. “SOY Guarango sin glamour” le da un plausible sentido al arte encontrando el protagonismo en estas comunidades, que si bien están aún en desarrollo, tienen ya la fortaleza de la construcción de un discurso propio dado por la convivencia y fusión de lo originario con lo contemporáneo.

(1) Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra “guarango”, para Argentina, Bolivia y Paraguay es de origen incierto y significa: incivil, es decir, falto de civilidad o cultura. También grosero, mal educado. En Uruguay: Desmañado, sin gracia. O sea que desde el punto de vista del español la acepción de la palabra es claramente despectiva. Pero si la entendemos desde el punto de vista de la cultura local popular el significado de Guarango se refiere al que habla Guaraní, primera lengua de los pueblos originarios sudamericanos que llega a reconocerse oficialmente. Uno de los idiomas oficiales del Paraguay desde 1992, desde 2005 el guaraní correntino es "idioma oficial alternativo" de la provincia de Corrientes en Argentina y en Bolivia desde 2009. Lengua nativa, significativa en la guerra contra la Triple Alianza así como lo fue durante la guerra del Chaco. Desde 1869 se sistematiza una prédica y represión permanente contra todo lo que fuera característico de la cultura de los pueblos originarios así como su lengua, quien remitiera a ella era tratado de Guarango.
A su vez el crítico francés Pierre Restany utilizó el término en forma despectiva para definir de banal, menemista, al arte vinculado al Rojas de los años 90, en el interesante y polémico artículo “Arte Guarango para la Argentina de Menem”, Lápiz, 116, Madrid, noviembre de 1995.
(2) El Gran Chaco es el segundo ecosistema en superficie de América del Sur después del Amazonas, abarcando más de 1.000.000 de km2, que incluyen a la mayor área de bosque seco del mundo. Su área de influencia en la Argentina (62.19%) abarca territorios de las provincias de Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Tucumán, y parte de Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja, Córdoba y Santa Fe. En Paraguay (25.43%) abarca territorios de los departamentos de Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraguay. En Bolivia (11.61%) los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz. De Brasil ocupa solo el 0.77%. Estas cifras varían según los autores y los criterios utilizados para definir la región
El Gran Chaco representa el mayor polo de calor de Sudamérica debido a las altas temperaturas estivales, que aceleran los procesos biológicos activados por intensas lluvias.
El Gran Chaco se destaca por su excepcional diversidad biológica y cultural.
Sus diferentes y antiguos pueblos reflejan gran diversidad lingüística Tardíamente el Gran Chaco fue ocupado también por los pueblos de origen Tupí-Guaraní (guaraní occidentales o chiriguanos, hoy representados por los Izoceño, Ava-Guaraní, Guarayo, etc.). Con la conquista española y criolla, la instalación de los grandes ingenios azucareros y las migraciones europeas, muchos de estos grupos se refugiaron en sectores inaccesibles del Chaco, manteniendo el corazón de la región libre de la influencia europea hasta fines del siglo XIX. Otros fueron desapareciendo o mestizándose con los más poderosos, o con los criollos españoles que ocuparon el espacio chaqueño.
Como se especifica anteriormente, los guaraníes no son el único grupo con cultura propia que habita la zona, por lo tanto para el título de este programa se tomó el término guarango en forma simbólica y no totalizadora, ni unificadora.
(3) Programa desarrollado entre el NEA y Paraguay por el Instituto de Cultura de Chaco. Propuso la fusión de lo local con lo contemporáneo así como el intercambio y fortalecimiento trasfronterizo e interprovincial de las artes (campo visual, música, danza, artes culinarias) llevando a cabo exposiciones, foros, publicaciones, visitas, etc. Sus exposiciones se realizaron en Resistencia, Chaco, Argentina, Casa de las culturas MUBA, del 20 de octubre al 25 de noviembre de 2011. Asunción, Paraguay, Fundación Migliorisi, del 1º de diciembre al 14 de enero de 2012. Doble inauguración en Corrientes, Capital, Argentina: Museo de Bellas Artes "Juan Ramón Vidal" (del 22 de febrero al 25 de marzo de 2012) y en Yaguá Rincón (22 de febrero de 2012). Curaduría general: Patricia Hakim.
Blog: http://simultaneidadesyotrasyerbas.blogspot.com.ar/

martes, 14 de agosto de 2012

Simultaneidades y Otras Yerbas


Patricia Hakim

¿Se pueden establecer concomitancias entre los artistas distinguidos por sus lugares de residencia? ¿Se reconocen prácticas específicas regionales? ¿Cuáles serían los factores geopolíticos que hacen al diferencial?
               
El programa “Simultaneidades y Otras Yerbas”  tiene el ánimo de destacar aquellos abordajes artísticos del noreste argentino y del paraguayo, que proporcionan ciertas nociones de localidad activadas a través del arte (arte visual, música , danza , artes culinarias ) y de la teoría. Para ello hemos organizado foros, publicaciones, exposiciones, traslados, intercambios.
Hemos seleccionado para exponer en diversos escenarios (Chaco, Corrientes y Asunción) que hacen a este programa, a un grupo de jóvenes artífices, quienes con su trabajo establecen vínculos directos con las características geográficas desde donde producen, a su vez funcionan como catalizadores de la escena a la cual pertenecen así como de conectores entre otras regiones y la propia.

Proponemos reconocernos en las diferencias y similitudes de la producción realizada en esta región, así como consignar en la cultura un medio alternativo de expresión y resguardo de memoria y anhelos.
Desde un enfoque geopolítico consideramos que los límites políticos, de estados o provincias, funcionan como agentes de cohesión socio/político pero a su vez cada uno de ellos tienen sus propias lógicas de fuga y de penetración. Esta porosidad provoca un sistema de organización apropiado, que hace que ciertas ciudades dialoguen con la de mayor o menor influencia en factores económicos, sociales y culturales. En este sentido, la proximidad geográfica puede provocar diferentes nociones identitarias, pudiéndose producir así, ciertas identificaciones nacionales o por lenguaje o por origen o por  vínculos ocasionales específicos. De esta manera se demarca una región entre nuestro noreste y Paraguay de gran flujo local que está caracterizada por cierta semejanza en su relieve, su clima y sus recursos.
El fundente que hace a este programa es el quehacer de los artistas que viven su entorno, no en forma cerrada, sino como dispositivo de lectura de lo socio-cultural y cotidiano bajo nociones de inserción de lo local en lo global y viceversa.

De esta manera los artistas seleccionados proyectan problemáticas en torno a diferentes enfoques. La ambigüedad o las diferentes posibilidades con que uno puede ser identificado, ya sea: continental, nacional o provincialmente, es tratado por Hillebrand en su quema al fuego vivo de los diferentes límites políticos. Parcerisa, presenta el tema migratorio en sus banderas mutadas de un país fronterizo en otro, mientras que el cuestionamiento al sentido nacional se ve en el vaciamiento de la bandera paraguaya. Los prejuicios raciales o discriminatorios que se dan entre “hermanos” latinoamericanos se encuentran en  los mapas que obsequia Casarino.  Javier & Erika reflejan el sistema postcolonial imperante en Latinoamérica. Los mitos locales son tratados por Zárate y Casco. Candia aborda la relación de los pueblos originarios con la “civilización”. El narcotráfico, los campos y vuelos clandestinos propios de la provincia de Formosa son representados por Tura. La recuperación de la belleza natural local y sus sonidos son  trabajados por Sorrentino y Braslasky. Mientras Obregón se entrega a la naturaleza, fundiéndose con irupes y camalotes correntinos, Almada la registra apasionadamente. La revalorización de los oficios textiles es recuperada con respeto y dedicación por Irastorza y Millán en trabajos –homenajes de años de investigación. Ortega pinta delicadamente, en cartón de desecho, a los trabajadores insertos en su paisaje misionero. Olivera modela, en cerámica, trampas típicas utilizadas para cazar presas que a su vez son inciertos refugios. Tirner juega con la tensión de la incertidumbre al realizar un perro hecho de comida para perros. Fischer expone la fragilidad y cuidados necesarios para que brote el amor. Una paródica pirámide de piletas de lona, emula a las emblemáticas fuentes clásicas de bronce proponiendo un original modelo a la chaqueña realizado por Figueroa. El coleccionismo provincial correntino es tratado por Justiniano mientras el patrimonio de los museos nacionales o locales es por fotografiado y manipulado digitalmente por Miño. Toledo representa su barrio, La rubita, con una impresionante instalación, que algunos podrían decir que es la estetización de la pobreza pero ella lo único que hace como artista es representar su barrio ofrendándole sus flores pintadas (su obra) y lo hace en ‘su centro cultural’. De ella para ella, para sus vecinos y de ahí en más, para todo aquel que quiera oírla. Richar de Itati dirige: Yaguá rincón y San Pedro Pescador, dos espacios diferentes, mientras el primero es urbano e inserto en el circuito artístico correntino, el segundo se planea como una residencia para artistas en medio de un humilde pueblo de pescadores, a las orillas del Río Paraná, en la costa limítrofe chaqueña. Propone una curaduría diferente referida a sus espacios, para cada sede de SOY.

“Simultaneidades y Otras Yerbas” se puede abreviar por las iniciales que tienen sus palabras, conformándose así el vocablo: SOY, y de esto se trata, de consolidar el valor de lo que, para muchos, pueda ser lateral pero para uno es lo central, simplemente, porque es lo que nos pertenece.
En este sentido, desterrar el prejuicio de sentirse una periferia fue una larga discusión que tuvimos desde la elección del título del programa con Leo Ramos, quien proponía títulos tales como “Nordestino” o varios que lo posicionaban siempre literalmente al Norte o haciendo referencia a un centro en los cuales no estaban incluidos. El producirse como una región desde la cual es posible pensarse desde sus propias posibilidades fue nuestro mayor desafío.
No dejamos de lado la ironía de que el producto agrícola que más debate ha ocasionado en la región es la soja cuya traducción en ingles es: “soy”.
Por lo tanto, este programa pretende el interés en un territorio que pone el foco en su particular contingencia, capaz de generar una escena que amerita de nuestra atención.

Patricia Hakim
Participa de numerosas exposiciones individuales y colectivas desde de 1991 así como recibe importantes distinciones por su actividad artística. 
A partir del 2004 diseña y coordina distintos foros, co – cura las exposiciones “Efecto Downey” junto a Justo Pastor Mellado y “Negatec” junto a Luis Camnitzer, conceptualiza y dirige el programa Intercampos I, II y III, en el Espacio Fundación Telefónica (EFT). En el 2007 recibe el Premio Héctor Cartier "A la acción docente del año” otorgado por la Asociación Argentina de Críticos de Arte.  Diseña y dirige el programa “Tec-en-arte I, II, III y IV”, “Intercambios” en la galería Arte x Arte y  “Entrecampos regional”, con incidencia en las provincias junto a la Oficina Cultural de la Embajada de España y otras instituciones locales. Cura “La obsolescencia del monumento” en Resistencia, en el Museo de Bellas Artes René Brussau y en Buenos Aires, en el Fondo Nacional de las Artes, “Paraconstrucción” en el Itaú Cultural, junto a Jimena Ferreiro Pella. En el 2011 cura Tec en arte III “Un derrotero de conjeturas” en el EFT. Ha participado en calidad de jurado, conferencista y dictado workshops en numerosos eventos nacionales e internacionales. Su trabajo actual se basa en la generación de redes entre diferentes contextos así como en el análisis y la experimentación en el campo visual.